domingo, 24 de septiembre de 2017

Enamorándome de Ramón: La verdadera protagonista es Marisol del Olmo

Culminó en Perú, 'Enamorándome de Ramón', una historia con aceptable sintonía y que tuvo a una actriz que terminó opacando a los protagonistas Marisol del Olmo.

Lima, 24 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Hace una semana culminó en nuestro país, Enamorándome de Ramón, la versión mexicana de la excelente historia venezolana, Tomasa Tequiero, una telenovela llanera que brilla por el excelente grupo actoral y la tremenda actuación de Gledys Ibarra.

La telenovela mexicana fue transmitida por América Televisión ¿Por qué recién la comentamos? Resulta, que hemos terminado de ver la original venezolana que nos agradó, sobremanera. Pese a ser una historia localista, uno termina enganchándose con determinados personajes llenos de estereotipos que fueron eliminados en la versión mexicana. De hecho la versión venezolana es ligeramente superior.

Enamorándome de Ramón es una historia protagonizada por José Ron y Esmeralda Pimentel, con las participaciones antagónicas de Nuria Bages, Gonzalo Peña y Fabiola Guajardo. Cuenta además con las actuaciones estelares de Marisol del Olmo y Marcelo Córdoba. La producción corre a cargo de Lucero Suárez para Televisa.

La historia

Un feliz matrimonio muere en un accidente aéreo al regresar de sus vacaciones en España. Para sorpresa de todos, dejan como única beneficiaria de un seguro por un millón de dólares a Juana (excelente Marisol del Olmo), una humilde, buena mujer y nana de Fabiola (Esmeralda Pimentel) y Andrea (bella y futura buena actriz, Claudia Martín), que lo único que quiere es ver por el bienestar de ambas.

Toda la familia está sorprendida con la noticia, pero Hortensia (muy bien Nuria Bages), la abuela de las hermanas Medina, no puede creer que su hijo Ricardo (Eduardo Shacklett) dejara a la sirvienta a cargo del futuro de sus nietas.

Paralelo a estos acontecimientos, en Tijuana, vive Ramón (muy bien José Ron) el hijo de Juana, quién se ve en aprietos por huir con Sofía (cómo siempre, muy efectiva, la bella Fabiola Guajardo) la hija de un mafioso. Ramón cree sentir algo por Sofía, pero decepcionado por las actitudes de ella, decide irse a la capital. Cuando Ramón conoce a Fabiola su suerte en el amor vuelve a relucir.

Cuando Ramón y Fabiola creen estar a un paso de la felicidad, lamentablemente enredos, ambiciones y envidias, impedirán que su relación se cristalice.

Verdadera protagonista

Los libretistas de esta historia eliminan lo cotidiano y costumbrista que se veía en la versión venezolana para aumentarle cierta intriga cotidiana al romance, pero con tan poco éxito debido a que la verdadera protagonista es Marisol del Olmo, pese a que también le quitan esa identidad propia que tenía su personaje en la versión original y quien merece un párrafo completo aparte.

En esta versión mexicana, los guionistas no solo le quitan ese temperamento costumbrista que tenía el personaje venezolano, también su ‘llamativo’ físico. En la versión original, Tomasa Tequiero (nombre poco atractivo pero interesante), es una mujer mulata, exuberante en su físico, inculta, poco expresiva al hablar; pero fuerte y firme en sus convicciones. Sin embargo la Juana 'mexicana' es una campesina nata, con acento incluido que, personificada por Marisol del Olmo, brilla en cada escena y, no solo es la mejor caracterización dentro de la trama, sino que le da una lección a aquellos productores que piensan que las protagonistas deben ser, en su mayoría, jovencitas de 18 a 25 años.

En tiempos en que se emitió, hace poco Simplemente María (Televisa-2016), sin el resultado que tuviera la versión original peruana, Marisol del Olmo sería la perfecta María, presencia escénica, interpretación auténtica, derrochando sentimiento y romance en sus expresiones, son motivos, de sobra, para que su interpretación sea superior a la de cualquier jovencita que funge como campesina analfabeta.

Los que siguen nuestros comentarios, se darán cuenta que siempre hemos elogiado las diversas interpretaciones que ha tenido Marisol del Olmo a lo largo de su carrera. Sin duda esta es la más convincente. Al verla actuar, en esta telenovela, nos preguntábamos: ¿Cómo se puede ser una campesina inculta solo mostrando capacidad histriónica y talento actoral?  Nuestra recientemente fallecida, Saby Kamalich, lo hizo en su momento. La Juana ‘mexicana’ brilla y muestra tanto atractivo escénico como la Tomasa ‘venezolana’

Predecibles momentos

Por otro lado, la historia interesa hasta media novela. Lástima que los redundantes momentos, predecibles escenas y su final poco convincente malograran una trama que prometía. Eso sí, la telenovela tuvo buen nivel de audiencia en México y también en Perú con números aceptables para un horario tan frío (4 de la tarde en Lima)

Lo que le sobra a ‘Tomasa te quiero’, le falta a Enamorándome de Ramón. Primero el título poco ayuda y nada tiene que ver con la historia. Pese a lo bien que se le ve a la pareja, (más José Ron que Esmeralda Pimentel), el romance se desdibuja luego del aparente secuestro del protagonista. Los sinsabores y problemas por las que pasan esta parejita terminan siendo insulsos.

Interpretaciones

Algunas tramas secundarias funcionaron, a medias, como el aceptable lado humorístico a cargo de Luisa (muy bien Bárbara Torres), Benito (Pierre Angelo), Finito (Rodrigo Vidal) y Adalgisa (Sugey Ábrego), quienes resultaban jocosos y hasta interesaba por la "mamitis" que sufría Benito. Sin embargo, todo terminó con un cierre forzado y poco novedoso.

Entre los actores destacamos también a Nuria Bages, quien reaparece como villano, Marcelo Córdoba, siempre aportando su cuota histriónica. Por otro lado, Fabiola Guajardo y Gonzalo Peña, los villanos, confabulan e 'idean' planes tan inverosímiles que culminan con el trillado argumento final del bebé secuestrado que, desde los tiempos de 'Los ricos también lloran', hemos visto hasta la saciedad.

También, entre los jóvenes valores, sobresale la bella Claudia Martín con unos preciosos ojos y una ternura escénica que te atrapa y cautiva. Desde que la vimos pensamos que la bella actriz estaba lista para ser aprobada como futura protagonista. No nos equivocamos, porque ya ha sido llamada por el productor Ignacio Sada para protagonizar una nueva versión de 'Esmeralda' que llevará por título ‘Sin tu mirada’.

El final, con esa pedida de mano coreografiada, con música de ‘Amo despertar contigo’ (Televisa. 2016), pretendió darle un lado más vistoso al romance deseado. No paso de redundante. Ya vimos algo parecido en ‘Amorcito corazón’ (Televisa. 2012), copiado de las películas hindú's, pero resulta más atractivo cuando participa todo el elenco y no con un grupo de actores, que no son bailarines y muestran pasos demasiado forzados.

Por cierto, la canción principal de la telenovela ‘Algo Divino’ a cargo de Lupita D'Alessio constituyó todo un acierto y era un motivo más para seguir esta historia.

Protagonista opacada

Pese a todo, la telenovela funcionó. Los protagonistas, pese a no tener la fuerza interpretativa que se requería, en parte a un guión trivial y redundante, cumplieron. En los capítulos finales se observa que la verdadera protagonista, Juana, (Marisol del Olmo) es opacada poco a poco. Su participación es reducida. Nunca sabemos si se queda sola o con su pareja más cercana a ella, el buen abogado, Pedro Lamadrid (interpretado por el eterno gran actor Carlos Bracho).

Si el estilo de los mexicanos y que no quieren cambiarlo jamás,es inyectar un empalagoso romance a la trama; mejor debieron buscar otras historias. Está claro que, como su nombre lo indica, ‘Tomasa Tequiero’ es la historia de una mujer negra de unos 40 años con extensiones hasta la cintura, muy proporcionado físico y un hijo, ya adulto, que se crió en Colombia, lejos de ella. Cómo se lee, es la historia de Tomasa y no la del hijo de ella. Sí no se entendió o no se quiso ver, como tal, mejor se hubiera adaptado de otra manera. Tal vez, no contaron que la buena actuación de Marisol del Olmo, impidiera que ‘Juana’ sea un personaje más dentro de la trama. Uno nunca sabe.


viernes, 22 de septiembre de 2017

Magdyel Ugaz: "Asumo el rol con el mismo respeto que cualquier otro"


Lima, 22 Setiembre 2017, (ANDINA).- La actriz Magdyel Ugaz presentó su personaje protagónico de "Colorina" en la telenovela del mismo nombre y aseguró que lo desarrollará de la mejor manera, sobre todo ahora que la historia recae sobre la historia de su rol.

“Asumo este personaje con el mismo respeto con el que he asumido cualquier otro rol. Las críticas siempre van a estar, es parte de nuestro trabajo, pero la idea no es quedarse en la bulla, sino que sea un impulso para avanzar”, explicó Magdyel.

La actriz reconoció que al principio le impactaron las críticas enfocadas en su sensualidad. “No voy a negar que en algún momento me movieron, soy un ser humano, yo también siento, pero ya pasó, porque si uno se detiene, no avanza”, comentó.

La telenovela se estrenará este martes 26 de setiembre a las 21:30 horas, inmediatamente después de la teleserie De vuelta al barrio.


El elenco de la novela se reunió en conferencia de prensa en el que se presentó a los personajes caracterizados y además un musical.

La canción oficial de esta telenovela está interpretado por el cantante español Marcos Llunas y compuesto por el reconocido productor musical Juan Carlos Fernández.

La telenovela será protagonizada por Magdyel Ugaz y David Villanueva, además de un elenco nacional entre los que se ve a Elsa Olivero, Natalia Torres, Alessandra Denegri, Maricielo Effio, Pold Gastelo, Carlos Victoria, Christian Domínguez y la niña Zoe Arévalo.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Colorina: producción peruana ya tiene fecha de estreno pese a críticas

Este martes 26 de septiembre a las 9.30 de la noche veremos, por primera vez, a Magdyel Ugaz como Colorina. La actriz ha recibido toda clase de críticas por ser la protagonista de esta historia.  

Lima, 20 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Contados son los días para el estreno de la versión nacional de Colorina, el exitoso guión de Arturo Moya Grau que tuvo un éxito internacional en México gracias al talento, simpatía y belleza que irradiaba en pantalla, Lucia Méndez quien interpretó el papel principal.

En Simplemente Novelas, ya hemos hablado de Colorina y el efecto que tuvo a nivel internacional. Hasta el momento existen cuatro versiones. La original chilena que no tuvo trascendencia internacional, la clásica versión de 1980 protagonizada por Lucia Méndez y Enrique Álvarez Félix y la segunda versión mexicana de nombre "Salomé" protagonizada por Edith Gonzáles y Guy Ecker.

Pero también hubo otra versión. En 1993, se realizó una producción, a cargo de la flamante Televisa Argentina llamada “Apasionada”, protagonizada por Susú Pecoraro y un joven Darío Grandinetti. La historia estuvo protagonizada por estos dos talentosos actores, tal vez no ideales para este tipo de género. La entrada con el tema "No sé tú" de Luis Miguel atrapaba más que la propia telenovela. Constituyó un fracaso.

Aquí en el Perú, no se esperaba que Colorina fuera producida. Incluso cuando se anunció que Michelle Alexander sería la productora la sorpresa fue mayor.

Los preparativos estuvieron a la orden del día. Sin embargo, el guión estuvo encarpetado mucho tiempo. Desde finales del 2014 ya se sabía que América Televisión y Del Barrio Producciones producirían esta historia.

Primera protagonista

A inicios del 2015 se anunció que la modelo Milett Figueroa sería la protagonista. En ese entonces, la bella muchacha aún no había participado en ninguna producción local. Solo su belleza y cierta popularidad, gracias a sus escándalos y participaciones dentro de la farándula local, la respaldaban. Incluso se inventó una polémica alrededor de su designación. Hasta se pidió la opinión de la propia Lucia Méndez. Todo quedó en una trivial polémica.

Fue durante la preventa 2016 de América Televisión en que se anunció la realización del clásico mexicano y la elección de Milett Figueroa como protagonista. Incluso, se señaló que las grabaciones comenzarían en el mes de marzo de dicho año.

Sin embargo todo quedó en nada cuando en marzo, de este año, se anunció que la actriz Magdyel Ugaz sería la protagonista de Colorina.

Pese a que, con Milett, las opiniones en contra se debían, más que nada, por su nula preparación actoral; con Magdyel fue lo contrario. Muchos señalaban que la actriz carecía de la belleza y el glamour que la protagonista debería tener. Hasta recordaron su pasado en "Al fondo hay sitio" donde lucia demasiada subida de peso. Muchos cibernautas, en las redes sociales, hasta dudaban de su experiencia actoral.

Ante tantas especulaciones, Michelle Alexander reveló por qué eligió a Magdyel Ugaz como Colorina y no a Milett Figueroa.

"Colorina es un personaje muy fuerte, muy duro, que necesita de una actriz profesional, donde es importante la sensualidad. Con Milett Tuve una conversación y ella se dio cuenta que el personaje de Colorina era muy grande y complicado porque primero comienza como una cabaretera y después se convierte en una mamá....", explicó Michelle Alexander.

Sin embargo, la ola de críticas puso vulnerable a Magdyel Ugaz quien durante una entrevista a un diario local, rompió en llanto, al admitir que son muchas las mujeres que la juzgan por no ser tan sexy y haber obtenido el protagónico de la telenovela Colorina.

Críticas y más críticas

Cuando Milett Figueroa fue anunciada como la protagonista de esta producción, pensábamos que físicamente era la ideal para interpretar un personaje como este. En ese momento no la habíamos visto actuar por lo que era “tirarse a una piscina sin agua”,  uno tenía en mente a La Colorina mexicana, más como novela rosa que como historia trágica.

En ese momento, recordamos a nuestros lectores que esta producción tiene a la protagonista en dos facetas. Primero, como una joven desinhibida y la otra, como una madura madre de tres hijos adolescentes. Si nos regimos por el libreto era difícil que Milett convenciera al público cuando le tocara interpretar a una madre madura y con más de treinta años a cuestas.

El tiempo pasó, Milett comenzó a actuar terminando por convencernos por su desenvolvimiento histriónico, la belleza y esa simpatía que le permitía crear una imagen dulce en pantalla. Por lo que más se acercaba a la Colorina ideal.

Todo cambio cuando Michelle Alexander anunció a Magdyel Ugaz. Las críticas han sido tan masivas que América Televisión ha tenido que realizar toda una campaña para convencer al público las cualidades de Magdyel y de paso promocionar la telenovela.

En Simplemente Novelas queremos dejar en claro que no es nuestro estilo criticar a las actrices nacionales sin un sustento previo, menos cuando aún no ha empezado a emitirse la producción en la que participan. Hace falta esperar el estreno de esta telenovela para tener claro si son ciertas o falsas lo que se dice de su capacidad histriónica para llevar adelante un personaje tan complejo.

Colorina peruana

Si Michelle Alexander señala que Magdyel es la protagonista ideal, ello se debe a que la adaptación realizada por los guionistas, Víctor Falcón y Eduardo Adrianzén, muestran el verdadero pasado de Colorina y su inicio en el mundo de la prostitución. La adaptación, netamente peruana, nos presenta a una mujer de la calle que proviene de Loreto.

Es conocida la posición de los guionistas en torno a la estructura de sus libretos con una clara influencia en los guiones brasileños. Nuestros principales libretistas no creen en "cuentos de hadas" ni "historias rosas". A ello debemos agregar que nuestro talento artístico carece de galanes y primeras actrices, capaces de hacer creer a los televidentes que el amor eterno si existe.

Si repasamos las últimas producciones de Michelle Alexander, todas cuentan con intensas historias paralelas a la trama de los protagonistas. En su mayoría, la historia protagónica termina sucumbiendo por uno y otro motivo.

Es por ello, que esta Colorina no solo tiene sabor nacional sino que se intenta inyectarle más melodrama que romance.

El público que objeta y critica a Magdyel Ugaz simplemente no la quiere y tiene razón. Ella no es Lucia Méndez ni pretende serlo porque el perfil de este personaje es de una mujer cargada de sufrimiento, desgracia e impotencia.

Recordemos que la primera versión mexicana omite el pasado de la protagonista, nunca se le trata de prostituta. Es una cabaretera inculta y soez. Sus primeros capítulos son muy peculiares, casi hilarantes. El melodrama se acentúa recién cuando Colorina conoce a Alba y en medio de una noche de copas, con Iván y su amiga Rita, termina conociendo a Gustavo Adolfo, todo porque “Ivancito” no tenía dinero para cancelar la cuenta y va a la casa de los Almazán con dichas mujeres con el propósito de que le presten dinero. Según las promociones de esta telenovela peruana, esta parte de la historia cambiará. Si esto es así, se confirmará que la trama nacional de Colorina opta por otro estilo dentro de su narrativa.

Como se lee, existen diferencias. Falta poco para que conozcamos si Magdyel sale airosa de este papel que tantos cuestionamientos ha tenido. Esperemos que la decisión de la productora y los directivos del canal rindan sus frutos. Si no es así, simplemente no supieron entender que la imagen que proyectó Lucia Méndez es incomparable y que las novelas rosas siguen teniendo un público mayoritario.

Dudamos que ello ocurra, además el rating no será esquivo porque no sólo la transmite el primer canal del Perú con 'antena caliente'; sino que las historias melodramáticas de Víctor Falcón y Eduardo Adrianzén, siempre han contado con un público adicto.

Ahora bien, recordemos que la versión argentina a cargo de Susú Pecoraro y Darío Grandinetti, actores con mayor experiencia actoral en su país natal, nunca lograron sacar adelante esta producción que solo fue éxito gracias a Televisa y su permanente incidencia “rosa”, eso que tanto objetan nuestros productores locales.

Con todo, la cuenta regresiva ha comenzado. El próximo martes 26 de septiembre a las 9:30 p.m. veremos por primera vez a Magdyel Ugaz en la piel de Colorina. Mucha suerte para nuestra actriz nacional. Un punto a favor es que existe un gran talento actoral peruano que sabe llevar adelante las historias melodramáticas que realiza Del Barrio Producciones. Por nuestra parte, ganes o pierdas Magdyel, tu talento está fuera de toda discusión.









lunes, 18 de septiembre de 2017

En tierras salvajes se estrena en Perú por América TV

Comienzan los estrenos en América Televisión que transmitirá "En tierras salvajes", nueva producción de Televisa que vemos con agrado a través del cable. Ya puedes verlo en Perú en el horario de las 4 de la tarde.

Lima, 18 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- Mientras Latina y ATV continúan con la emisión de sus enlatados turcos que no tienen cuando acabar, América Televisión estrena cada tres meses producciones mexicanas cuya reducción de sus capítulos permite revisar producciones más continúas y mejor estructuradas, en su mayoría.

Así tenemos, En tierras salvajes, interesante producción de Televisa que vemos con agrado a través del cable. Esta producción de Salvador Mejía Alejandre continúa transmitiéndose por la televisión mexicana. La historia original a cargo de los españoles Ramón Campos y Gema Neira (Bambú Producciones) fue adaptada por Liliana Abud, Katia Rodríguez y Victoria Orvañanos.

Recordemos que tanto Ramón Campos como Gema Neira son los responsable de algunas de las series más exitosas de España en los últimos años, tales como Velvet, Gran Hotel o Las chicas del cable, primera serie original de Netflix en España.

La telenovela de 72 capítulos de una hora de duración está protagonizada por Claudia Álvarez, Cristián de la Fuente y Horacio Pancheri, con las participaciones antagónicas de Lisardo, Diego Olivera y Ximena Córdoba. Cuenta además con las actuaciones estelares de Ninel Conde y los primeros actores: César Évora y Daniela Romo.

La historia se centra en la atracción y disputa que surge entre tres hermanos por el amor de una bella mujer. Una historia que atrapa e interesa; el cual revisaremos en breve (una vez finalice) debido a que toma como base la historia de tres hermanos aguerridos y rudos capaces de amar con deseo y frenesí a una mujer.

La trama nos presenta a Isabel Montalbán (la bella Claudia Álvarez), una chica de la ciudad que se traslada al pueblo en el que viven los padres y los dos hermanos de su marido, Aníbal Otero (Diego Olivera). Una vez allí, su presencia desbordará una vorágine de pasiones que afectará para siempre el destino de todos los integrantes de la familia Otero, en especial de Daniel (Cristián de la Fuente) y Sergio Otero (Horacio Pancheri).

Esta producción inicialmente iba ser protagonizada por la actriz Mayrín Villanueva, sin embargo Televisa optó por sacarla del reparto debido a un tema de 'imagen corporativa' debido a que la actriz ya era protagonista de dos producciones emitidas por Univisión, (que también transmitiría esta historia) y cuya cadena pertenece a Televisa. Por cuestión de imagen debido a que podían saturar al televidente se cambió de protagonista y entró en su lugar Claudia Álvarez. Por otro lado, el productor, Salvado Mejía, reveló que la empresa también le pidió realizar algunas correcciones al personaje protagónico femenino ya que por el horario en el que se iba a transmitir, en México, tenía que tener un toque más jovial.

La telenovela, En tierras salvajes, que Televisa emite actualmente a las 19:30 horas por Las Estrellas (lo puedes ver a través del cable), podrá verse desde este lunes 18 de setiembre a las 16:00 horas en Perú, por América Televisión. Esta historia reemplaza a Enamorándome de Ramón, otra producción de Televisa, que ya culminó y, cuya historia, lo estaremos comentando esta semana, así como la telenovela peruana Mujercitas que debe culminar en estos días para dar paso a la esperada producción nacional Colorina.



miércoles, 13 de septiembre de 2017

Hasta siempre...Saby Kamalich

Ha fallecido Saby Kamalich, protagonista de la única telenovela peruana de éxito internacional. Simplemente María. La actriz peruana participó en títulos emblemáticos. Su partida ha causado hondo pesar entre sus miles de seguidores.

Lima, 13 Setiembre 2017, (El Informante Perú).- La gran actriz peruana Saby Kamalich falleció, esta mañana, a los 78 años. Sabina Fantoni Kamalich fue el nombre verdadero de la artista quien se dio a conocer por su papel de María Ramos en la primera telenovela peruana, de gran éxito internacional, 'Simplemente María'.

Saby se encontraba retirada del ambiente artístico desde hace unos años debido a una enfermedad a la columna por la que fue sometida a un coma inducido que le provocó incapacidad en su pierna derecha.

La actriz peruana nació en 1939, en Lima, Perú. Radicó en el distrito de San Miguel. Hizo sus estudios en el Colegio Sagrados Corazones Belén. Estuvo casada con el actor Carlos Tuccio, con quien tuvo 4 hijos.

Su primera aparición en televisión fue en el Canal 4 en 1959 con la serie 'Bar Cristal', el primer programa de ficción de la TV peruana.

Posteriormente fue contratada por Panamericana Televisión para protagonizar diversas telenovelas que dicha televisora producía compartiendo escenario con actores de la talla de Luis Álvarez, Fernando Larrañaga, Elvira Travesí, Pablo Fernández, Gloria Travesí, además de su pareja permanente en las teleseries de canal 5, el gran Ricardo Blume

Tras varias participaciones en dicha cadena televisiva, fue llamada a participar en la telenovela peruana, ‘Simplemente María’, producida por Panamericana Televisión en 1969 al lado de Braulio Castillo y Ricardo Blume.

El éxito fue inmediato. La telenovela se emitió en países como Guatemala, Nicaragua, Uruguay, República Dominicana, Venezuela, Chile, Puerto Rico y México. Posteriormente participa en la telenovela 'Rosas para Verónica' (Panamericana Televisión-1971) junto a Ignacio López Tarso, Carlos Tuccio, Walter Rodríguez y Liz Ureta.

La telenovela no tiene el éxito esperado. En busca de mejores oportunidades, en 1972 la actriz viaja a México contratada por Televisa gracias al éxito de ‘Simplemente María’.

Ya en la capital azteca, Saby tiene su primer estelar en "Mi Rival" al lado de grandes actores mexicanos de la época, como Carlos Bracho, Enrique Álvarez Félix y Sara García.

Luego del éxito de esta producción, le siguen títulos como ‘Barata de primavera’, ‘Pelusita’, 'Cuando los hijos se van', 'La gloria y el infierno', 'Amor en silencio' y 'La casa al final de la calle'. También participa en la telenovela 'Destino'.

En 1991, Saby Kamalich ingresa a la telenovela 'Yo no creo en los hombres' interpretando a una matriarca villana y vengativa. Durante toda la década continúa trabajando activamente en novelas como 'María José', 'Retrato de familia' y 'Sin ti'.

Retornó a Perú a comienzos de los ochenta (1983) para actuar en un capítulo de la serie policial peruana ‘Gamboa’ en Panamericana Televisión, dirigida por el cineasta y productor peruano Luis Llosa Urquidi.

En el año 1997, Saby Kamalich emigró a la naciente cadena TV Azteca y participa en telenovelas como 'La casa del naranjo', 'Amores, querer con alevosía' y 'La duda' interpretando principalmente papeles antagónicos.

También aparece en las telenovelas producidas por la cadena Telemundo como 'Corazón partido' y 'Madre Luna'.

Recordemos dos de sus más grandes actuaciones:

Simplemente María – Perú (Panamericana Televisión - 1969)

Con el paso del tiempo, "Simplemente María" constituye una página gloriosa de nuestra televisión peruana, clásico absoluto a nivel internacional e ícono indiscutible dentro de la historia de las telenovelas.

La historia original pertenece a la escritora argentina Celia Alcántara. En nuestro país la telenovela fue dirigida por Carlos Barrios Porras y producida por Vlado Radovich para Panamericana Televisión. Fue protagonizada por Saby Kamalich, Ricardo Blume y Braulio Castillo. Emitida en el Perú en 1969. Posteriormente se emitió en más de 18 países con altos niveles de audiencia. Hecho único jamás repetido, hasta la actualidad, por otra producción peruana.

María Ramos Flores (excelente e inolvidable papel de nuestra Saby Kamalich), es una humilde campesina que vive en el campo (Apurímac) con su padre y varios hermanitos menores a quien debe mantener. Ella viaja a Lima, ciudad que nunca ha conocido en busca de un trabajo digno que le permita enviar dinero a sus familiares. En nuestra capital, consigue trabajo de empleada doméstica. Pronto, hace amistad con Teresa (Mariella Trejos), la criada de la casa vecina, con quien comienza a pasear los días domingos, en su día de descanso. Una de esas tardes dominicales, las muchachas conocen a Roberto Caride, un aristocrático estudiante de medicina, (excelente Ricardo Blume), quien acompañado de su mejor amigo (Hernán Romero) se propone conquistar a aquella humilde, pero bella mujer.

Muy pronto, Roberto seduce y embaraza a María. Al enterarse del embarazo, el joven la abandona, por presión de su familia y amigos quienes lo inducen a dejarla porque casarse con ella, solo le traerá problemas, debido a la sencillez de la muchacha provinciana, empleada doméstica y sin ningún tipo de educación.

"Simplemente María", fue una producción memorable, su éxito radicaba no solo en el gran talento actoral de sus protagonistas, sino también en haber adquirido un libreto muy realista, es decir “de la vida misma”. En cada capítulo se muestra el afán de superación de una mujer, seducida por un irresponsable “señorito de la casa” que la abandona a su suerte, pero ella logra lo impensable. Se consolida como mujer de negocios y llega a tener tanto o más dinero que la familia que, una vez, la despreció por ser una “chola inculta y sin educación”.

La historia les trajo más de una satisfacción a sus protagonistas. Todos ellos fueron contratados ventajosamente por Televisa ¿El motivo? La telenovela fue emitida en el país azteca. Héctor Delgado Parker, encargado de la gerencia de ventas, de las producciones que realizaba Panamericana, logra gracias a su gran talento profesional y merced a una reciprocidad comercial vender “Simplemente María” a México.

La telenovela desató la histeria colectiva en dicho país, tan proclive al nacionalismo de sus productos. “Nosotros vendemos, ellos no nos venden” decía, en más de una vez, el tigre Emilio Azcárraga.

Pero sucedió lo contrario, la calidad y el talento actoral fueron recompensados con la enorme aceptación y tributo que jamás tuvo otra producción extranjera en el país azteca, hasta el día de hoy.

Bajo todo punto de vista, esta producción realizada por una canal (Panamericana) que se suponía principiante y menos peligrosa para la competencia televisiva, logró remecer México. No había nadie que no hablara de “Simplemente María”, desencadenó un aumento en las ventas de máquinas de coser y de gente tomando clases para utilizarlas. En México, se especuló que había tenido más audiencia que la Copa del Mundo de 1970. Por eso habría que agradecer a ese público mexicano que supo valorar nuestro producto por encima de las miles de producciones mensuales que realizaban los productores mexicanos. De hecho, tras observar que la audiencia de la telenovela peruana aumentaba en el canal de la competencia, Ernesto Alonso preparó de inmediato, “La Cruz de Marisa Cruces” (Teleprogramas Acapulco-1970) con la extraordinaria Amparo Rivelles como protagonista, para competir con nuestra telenovela peruana, pero nunca pudo superarla. Y eso sucedía en el propio país mexicano.



Mi Rival – México (Televisa – 1973)

Tras el suceso de 'Simplemente María' en México, Saby Kamalich estelariza en dicho país, 'Mi rival' producida y dirigida por Valentín Pimstein en 1973. La historia está basada en la radionovela de Inés Rodena, ‘Cuando la rival es una hija’. Debido al éxito, la telenovela se dividió en dos partes. Saby, en su primera parte, tuvo como galán a Carlos Bracho. Además de Lupita Lara, Sara García y Aarón Hernán. Posteriormente en su segunda etapa tuvo como galán a Enrique Álvarez Félix, junto a Guillermo Álvarez Bianchi, Olga Breeskin, Silvia Pasquel, Eric del Castillo, María Teresa Rivas, entre otros grandes actores mexicanos.

María Elena (maravillosa Saby Kamalich) es una mujer casada con el octogenario capataz, Anselmo Rivero (Aarón Hernán) a quien venera y ama como un padre. Se casó, obligada por las circunstancias, con un hombre bueno a quien respeta, pero vive muy infeliz por no haber olvidado al muchacho de quien se enamoró en su juventud. Por circunstancias de la vida, ese hombre reaparece en su vida, siendo ahora el nuevo administrador de la hacienda de su esposo. Radamez del Valle y Pimentel (Carlos Bracho) se sorprende al ver, al amor de su vida, casada y con una hija adolescente llamada Elenita (Lupita Lara en buen papel). Ambos evitan todo contacto, pero las circunstancias de la vida se empeñan en unirlos más. Elenita se entera de la verdad y se promete, así misma, enamorar a Radamez para así acabar con la esperanza de su madre. Elena vive entre la incertidumbre y el desamor. Solo su leal tía Charo (Sara García en buena actuación) sabe la verdad y la protege de tantos problemas

Finalmente Elena encuentra el camino de la paz. Suceden varios inconvenientes en su vida que terminan con el casamiento de Elenita y Radamez. Elena comprende que no puede opacar la felicidad de su hija. Sola, tras la muerte de su tía Charo, parte a la ciudad buscando nuevos rumbos en su vida. En México DF, le espera una nueva vida. Conoce a un mujeriego empedernido escondido tras la imagen de hombre noble y sencillo. Se trata de Jorge Layos (Enrique Álvarez Félix, en gran actuación). María Elena lo apoya y termina encumbrándolo como una promesa del periodismo. Jorge, gracias a los contactos que tiene María Elena, entra a laborar en el diario más importante de México. María Elena termina comprometiéndose con Jorge, sin saber que su mejor amigo (Guillermo Álvarez Bianchi), la ama en silencio.

Mi Rival tuvo un buen nivel de audiencia en México. Dos años después se emitió en Perú y sirvió para que Saby Kamalich consolide su imagen en México.

Nuestra querida actriz, Saby Kamalich ha partido. Siempre recordaremos a una de las actrices más importantes de nuestro país.